El por qué de los consejos de la abuela para favorecer el nacimiento - M. POLONSKY, 17 Julio 2014

Vamos a hablar solamente de las recomendaciones que no traen riesgo para el bebé, yq e slavo que el médico haya indicado reposo, o expresamente que no lo realicen, no suelen tener contraindicaciones. Además, hay que tener en cuenta es que estas funcionan siempre y cuando el bebé esté listo para salir al mundo. ¿Qué queremos decir? Que no hay riesgo de nacimiento prematuro siempre que esté todo en orden, si se realiza durante todo el embarazo, y que no son fórmulas mágicas. Pero definitivamente pueden ayudar.
 
Hay que tener sexo. Aunque no todas las abuelas nos van a decir que tengamos sexo para favorecer el nacimiento del bebé, puede ser que muchas amigas, tías, madres, etc. si lo hagan. Y para todas las que responden que no tienen ni ganas, ni fuerza ni movilidad para tener sexo a esta altura, acá les cuento porque viene bien. Hay varias razones por las que puede ser bueno tener sexo durante la última etapa del embarazo. Para empezar, durante el sexo y el orgasmo se libera oxitocina, una hormona natural. Esta misma hormona, en su forma sintética (Es decir, creada en el laboratorio) es lo que se utiliza actualmente para inducir el parto. Esta hormona favorece la aparición de contracciones. Antes de la oxitocina, una de las sustancias que se usaban para inducir el parto eran las prostaglandinas, con aplicación local. Esta sustancia ayuda a ablandar el cuello del útero, favoreciendo la dilatación. El semen contiene estas prostaglandinas. Ahora los hombres tienen una forma de convencerlas para tener sexo en esta etapa… Y las mujeres, una excusa para hacer el esfuerzo y disfrutar un rato con su pareja. Recuerden que después del nacimiento las ganas y la energía pueden disminuir, además de la cuarentena luego del parto. Así que aprovechen para pasar un lindo momento en pareja, tener un poco de intimidad.
 
Tenés que salir a caminar. Esta es otra recomendación que escuchamos mucho. Y esta si puede ser que salga de la boca de la abuela. ¿Por qué ayuda? Por un lado, la posición vertical ayuda a que la cabeza del bebé haga presión contra el cuello del útero y favorezca la dilatación (si es que ya están con trabajo de parto). Por el otro, según la reflexología, el útero está ubicado en el talón, por lo tanto, el caminar estimularía el útero favoreciendo el nacimiento. Además, la movilidad de la pelvis durante la marcha, facilita el descenso del bebé por el canal del parto, asistiéndolo en esa parte de su trabajo de manera que el parto no sean tan largo, y que sea menos cansador para él.

KIM - Kinesiología para la Mujer

Palermo: Av. Las Heras 3451 2ºC

Tel.: 4801-0060

e-mail: kinesiomujer@gmail.com       

  • Instagram Social Icon
  • Wix Facebook page