¿Cómo me puede ayudar la acupuntura durante el embarazo?

Los trastornos durante el embarazo suelen considerarse de lo más normal porque son difíciles de aliviar con métodos convencionales. La medicina alternativa le ofrecer a la futura mamá un grado de autonomía, dándole la posibilidad de poder manejar ciertas cosas que pasan con su cuerpo. Además, durante el embarazo, más que en cualquier otra etapa de su vida, la mujer es propensa a buscar remedios naturales, tratamientos no invasivos y el alivio del dolor por medios no farmacológicos. De ahí surge el acercamiento a la medicina tradicional china y más específicamente a la acupuntura. Se puede trabajar con acupuntura durante los 3 trimestres del embarazo. Sin embargo, hay puntos que están prohibidos. Siempre que se trabaje con conciencia, es una técnica sumamente segura y efectiva que ofrece numerosos beneficios.
Durante el
primer trimestre se puede trabajar muy efectivamente sobre las nauseas matinales. Al tratamiento con acupuntura se lo puede complementar con una dieta adecuada y ciertas recomendaciones que hacen que esta sensación disminuya.
Durante el
segundo trimestre empiezan a aparecer más cambios por el crecimiento del bebé y por la mayor presencia de hormonas (relaxina) que son segregadas para preparar a la pelvis para el parto (ayudan a aflojar los ligamentos, tendondes y músculos), pero que también actúan sobre otras partes del cuerpo: intestinos, venas, etc. Es por esto que durante el Segundo trimestre suele aparecer pirosis (acidéz), várices, estreñimiento, hemorroides, dolor de espalda y ciático, dolor de la sínfisis del pubis. Los dolores que aparecen durante este trimestre, no solo tienen que ver con la hormona, sino con la postura que la mamá va adoptando para compensar el aumento de peso en el vientre.
Ya en el
último trimestre, se puede presentar anemia, calambres, insomnio, dolor abdominal, edema, ansiedad, ausencia de crecimiento fetal. Todas estas tienen buena resolución con el tratamiento con acupuntura.
Más allá del embarazo también se puede trabajar durante el parto, y en el período postparto con los dolores o la alteración emocional que suele aparecer: persistencia de los loquios, problemas con la lactancia, problemas urinarios, dolor postparto, dolor perineal, problemas emocionales.

*Acupuntura en el embarazo y el parto - Zita WEST - Elsevier Curchill Livingstone - 2010

KIM - Kinesiología para la Mujer

Palermo: Av. Las Heras 3451 2ºC

Tel.: 4801-0060

e-mail: kinesiomujer@gmail.com       

  • Instagram Social Icon
  • Wix Facebook page