Filosofía

 Desde que empecé mi formación profesional me interesó ver el cuerpo, la rehabilitación, la kinesiología como un trabajo global dónde no solo se pone hincapié sobre la parte afectada, sino que se observa el cuerpo como un todo y por lo tanto se toma a la salud, no simplemente como la falta de dolor sino al bienestar bio-psico-social cómo lo declara la OMS (Organización Mundial de la Salud).

En esa búsqueda de globalidad empecé trabajando con pacientes con patologías neurológicas. A mi entender, si en este tipo de trabajo no se logra comprender la importancia de la globalidad, no se entenderá de ninguna forma. Con estos pacientes hay que tener en cuenta todas y cada una de las partes del cuerpo, de las funciones del cuerpo, por que el éxito de la rehabilitación depende de no perderse la posibilidad de trabajar con el paciente como una persona y no como una patología.
A partir de ahí seguí buscando métodos de tratamiento, enfoques de tratamientos, que me permitiesen seguir profundizando en esta linea de trabajo. Y se me presentó la oportunidad de realizar un curso de reeducación postural (
Método de Tres Escuadras) en el que se trabaja sobre la molestia del paciente, teniendo en cuenta que todo dolor o alteración postural va a afectar a todo el cuerpo. Porque la postura es la expresión de cómo se relacionan las partes del cuerpo entre sí y con el entorno. Es la expresión de cómo nosotros nos relacionamos, actuamos y reaccionamos al entorno.
Así mismo, la
Medicina Tradicional China es la mayor expresión de globalidad. Y fue hacia ella que me siguió llevando el camino. Siempre tuve un interés y cierta fascinación por la visión que tiene este tipo de medicina del cuerpo. Es por eso que estudié y sigo estudiando distintos tipos de tratamiento con acupuntura (acupuntura corporal, auricular, craneopuntura japonesa), cada uno con distintos efectos en la sintomatología de los pacientes, pero todos buscando alcanzar el equilibrio energético que se perdió y produjo enfermedad.
Pilates, así como otras técnicas que se utilizan en la actualidad, tienen conceptos que podrían haber surgido del Chi Kung Chino (un tipo de arte marcial que entre sus derivaciones, una busca mantener o recuperar la salud a través del ejercicio físico), que trabaja para alcanzar el equilibrio del centro (zona abdominal y pélvica) para lograr mantener y aumentar el nivel de energía en el cuerpo.

El Método Frida Kaplan, también se encuentra dentro de estas técnicas, o métodos que observan al ser como una totalidad, y busca que los futuros padres aprendan a reconocer y habitar su cuerpo, para poder vivenciar y ser protagonistas del embarazo, una etapa que modifica por completo el cuerpo y la mente de cada uno de ellos.


La ideología es unir los conceptos de todas estas teorías, enfoques y técnicas para trabajar con Futuras Mamás y toda persona con algún tipo de patología con ganas de utilizar una visión global para su tratamiento. Nuestros principios son la formación profesional contínua, la prevención de lesiones o de aparición de patología y el respeto por la persona que decide confiar en nuestra visión. Los espero! 

KIM - Kinesiología para la Mujer

Palermo: Av. Las Heras 3451 2ºC

Tel.: 4801-0060

e-mail: kinesiomujer@gmail.com       

  • Instagram Social Icon
  • Wix Facebook page